Nuestro Jardín - Quienes Somos

Desde el año 2010, dedicado a la educación de niños y niñas… nuestra Sala Cuna y Jardín Infantil Kopani fue creado pensando en el bienestar integral de niños y niñas  la primera infancia.

A través de nuestros 5 años de experiencia hemos compartido con mas de 100 familias la labor de educar con amor y bajo los mejores estándares de calidad.

Somos una propuesta de espacio educativo diferente y de puertas abiertas, donde se privilegian las distintas capacidades de cada uno de nuestros párvulos y donde las familias tienen amplia participación en el trabajo educativo.

“niños y niñas educándose en la felicidad” respetando la particularidad de cada ser, como un ser único e irrepetible que necesita de un espacio acogedor y contenedor y repleto de momentos lúdicos de aprendizaje y descubrimiento.

Misión

Currículo y metodología

Promover la felicidad como forma de ser, estar, vivir y participar, siendo nuestros párvulos el eje principal del proceso educativo, acompañado de familias comprometidas con el desarrollo integro de sus hijos e hijas y apoyados por el afecto y el profesionalismo de sus guías educativas, las que promueven metodologías innovadoras para potenciar la creatividad intrínseca de cada ser humano y el equilibrio físico, mental y emocional.  Sólo de este modo, desarrollaremos en ellos habilidades sociales, afectivas y cognitivas, que faciliten su convivencia con el entorno de manera óptima y feliz fomentando así la idea de vivir bajo el alero de la democracia y la autonomía.

Las tres manos que identifican a KOPANI simbolizan la alianza de trabajo requerida por parte del equipo educativo, familias, niños y niñas para lograr promover la felicidad como forma de vida.

Nuestra base educativa se desarrolla a través de un currículo integral, el que nos facilita las orientaciones para lograr un desarrollo integral y armónico del párvulo, tanto en el ámbito cognitivo como en el emocional.

Además, complementamos nuestra labor educativa con talleres permanentes, enfocados en inteligencias múltiples y en un enfoque lúdico para desarrollar y dar cabida a distintas capacidades tomando en cuenta la diversidad cultural y social.

En este currículo el niño es considerado como una unidad psicobiosocial y el educador como un facilitador del aprendizaje, acercando cada unidad de estudio a la realidad de sus niños y niñas, partiendo de la premisa principal de que el aprendizaje se basa en el juego y la creación.